Antes y ahora: diferencias de pensamientos empresariales

Siempre es el turno de que un sector revolucione; en el caso de las empresas, siempre están en constante evolución y hay pensamientos que aunque antes eran la regla, hoy en día han cambiado completamente. Este artículo informativo y curioso te enseñará algunas cosas que quizás no sabías del pasado; o en cambio, te quitará esos pensamientos de la mente para aumentar tus posibilidades de éxito.

Cómo han evolucionado algunos pensamientos en las empresas

Anteriormente, las personas recién salidas de la universidad o instituto servían como ‘esclavos’ empresariales, es decir, funcionaban como una especie de ‘secretaria’ para todas las personas que tenían años y experiencia en la empresa donde llegaban. A pesar de que aún necesitamos personas que hagan ciertas tareas, los jóvenes de ahora son muy importantes y pueden aportar ideas sumamente geniales; por lo que escucharlos es una muy buena idea. Además, hacer ésto les genera a ellos motivación y puede que te sorprendan en su primer año de trabajo.

En el pasado hablar de dinero no era un tema demasiado común, sobretodo porque no se prestaba tanta atención a las necesidades de los trabajadores. Hoy en día, si tu empresa tiene un buen plan de pago para todos y están satisfechos; no hay por qué ser tímido cuando se habla del dinero.

Las redes sociales eran bloqueadas en su comienzo debido a la ‘baja de productividad’. Aunque aún puede ser algún problema con empleados específicos; realmente no es necesario bloquear el acceso a las redes. Primero, porque necesitas aportar confianza y segundo porque ellos pueden estar haciendo algún trabajo interesante y las redes sociales pueden servir para ello.