¿Por qué fallan los equipos de trabajo?

Es muy común en la escuela, universidad, negocios, empresas, organizaciones, entre otros, que se elaboren equipos de trabajo para lograr una meta en común que es muy difícil para una sola persona o parejas, por lo tanto se establece este equipo, se aporta ideas, se traza una estrategia y se hace todo lo posible para lograr la meta. Sin embargo, a pesar de ser fácil de decir, es muy difícil de llevar en algunos casos debido al poco interés de algunas personas que conforman el equipo o que alguno de ellos no es tan eficiente/productivo como los demás. Aquí veremos algunos ejemplos por los que suelen fallar y así podrás tener una idea de qué pueda estar pasando o qué no debe suceder en un equipo de trabajo.

 

Típicas fallas en un equipo de trabajo

  • Cuando no hay metas propuestas y no se ha logrado transmitir cuáles son al equipo, la confusión de los miembros puede poner el proyecto en peligro. Se debe establecer claramente qué se quiere lograr, cómo se va a lograr y tenerlo bien claro.
  • Si no hay interés en alguno o varios de los miembros del equipo, la productividad baja y por lo tanto, es difícil lograr las metas propuestas. Se deben elegir a las personas calificadas y poner mano dura a las que menos interés tenga, en caso de que no se pueda lograr, lo mejor es retirar a los instegrantes sin interés y colocar a alguien mucho más capacitado.
  • La falta de liderazgo también suele ser algo muy importante en las fallas de los equipos de trabajo, debido a que se debe asignar un líder capacitado que tenga las facultades necesarias para dirigirlo, sin él lo más seguro es que el proyecto falle o se logren metas en períodos de tiempo prolongados debido a las dificultades causadas.
  • Las reuniones deben ser productivas, no se puede llegar a divertirse y utilizar el móvil, se debe establecer algunas reglas o normas con respecto a las mismas que permitan mucho más productividad e intercambio de ideas entre los miembros.