Las claves de los cambios fiscales

Las claves de los cambios fiscales  son las siguientes: ¿A qué, en cuánto y cuándo afectará la subida del IVA?
Pese a que la cuestión está en la calle, pocas cosas tienen claras los ciudadanos acerca de las nuevas reformas fiscales impulsadas por el Gobierno, en el marco de los nuevos Presupuestos Generales del Estado, cuyo Proyecto de Ley ha sido ya aprobado por el Consejo de Ministros. Lo que queda claro es que si los ciudadanos desconocen cuánto va a subir qué producto y cuándo es, o porque las autoridades no lo han transmitido bien, o porque los medios de comunicación no han cumplido su función, de ahí que sean necesarias unas claves que aclaren la cuestión. La deducción de los 400 euros del IRPF, que formaba parte de las promesas electoras, se ha desvanecido y el cálculo indica que los trabajadores recibirán unos 30 euros mensuales menos, por lo que su eliminación aportará a las arcas públicas 5.700 millones de euros desde el próximo 1 de enero. A quienes les da igual es a los autónomos, ya que si la deducción no les benefició en su momento, su eliminación tampoco les afecta.

El ogro del IVA

Peor lo que más ampollas ha levantado es sin duda el anuncio de la subida de los diferentes tipos del IVA, que se hará efectiva a partir del 1 de julio de 2010 y no desde principio de año, ya que es en ese segundo semestre cuando el Gobierno considera que comenzará la recuperación económica. Menos conocimiento hay todavía de qué productos se encarecerán. Aquellos que cuentan con el IVA superreducido, del 4%, son los productos de primera necesidad, como pan, leche, huevos, fruta, verdura, o los medicamentos, y curiosamente el material escolar, pese a que la mayoría de los ciudadanos considera que afectará al precio por los costes indirectos de transporte y almacenamiento que supone. Si subirán del actual 7% reducido al 8% el resto de los alimentos, la asistencia sanitaria, la hostelería y el transporte. Y pasarán del 16% al 18% el resto de los productos no considerados de primera necesidad o habituales entre los que el desconcierto es general, ya junto al tabaco y el alcohol están los preservativos y los pañales y compresas. Estas últimas fueron protagonistas de un duro enfrentamiento hace unos años en el parlamento ya que al estar gravadas con un 16% se consideran productos de lujo, cuando en realidad lo son de primera necesidad, al contrario que el caviar, que al ser alimento se grava con el 7%. Aunque parece que a estas alturas se han puesto de acuerdo los diferentes partidos políticos, está por ver si la medida se materializa, siete años y dos gobiernos distintos después, ya que eso será uno de los factores más importantes respecto a los cambios fiscales
Parece que la mayoría de los españoles ha asimilado que tendrán que reducir sus actividades de ocio y salir menos a comer fuera, ya que el IVA de estos servicios se encarecerá un 2%, con la consecuente retracción del consumo que supone, contrario precisamente a lo que el Gobierno pretende con la medida. Y en cuanto a los ahorros, las familias han disparado su tasa con el lastre que ello supone para el consumo, que en el segundo semestre de 2008 alcanzó más del 24% de la renta disponible por miedo a que la situación empeore. La consecuencia, de nuevo, retracción del consumo. Por eso en la nueva reforma fiscal se gravan las rentas de capital con un 19% los primeros 6.000 euros y un 21% de ahí en adelante, con el fin de incentivar el gasto, aunque muchos optarán por volver a los viejos trucos como guardar en casa lo que no se quiere dejar en el banco.
Todas estas medidas suponen para el Estado una inyección de casi 10.000 millones de euros, y ello unido a la reducción del gasto público de casi el 4%. Ante tal panorama. El Instituto Noxa ha elaborado una encuesta para el diario La Vanguardia, en la que se concluye que el 70% de los españoles cree que la subida de impuestos lastrará la recuperación económica del país, y el 85% se posiciona decididamente en contra de la subida del IVA y un 80% a favor de que se aumente la gravación fiscal del tabaco y el alcohol. Pese a que más de la mitad de los ciudadanos, el 55% de los encuestados, considera que el Gobierno no es responsable de la crisis, el 64% cree que no ha tomado las medidas necesarias para superar la situación, y además, el 65% cree que la oposición no ayuda en la gestión de la situación. De ahí que el 84% considere que España saldrá más tarde de la crisis que el resto de los países de su entorno. Comentarios:Vinocongaseosa opina:13 de octubre de 2009 – 22:22Pues hay un montón de gente que cree que ya se está aplicando y que ya se nota en los precios de las cosas, especialmente de la comida.Así que, imagínense cuando la apliquen de verdad.Pero no importa la gente seguirá confiando en el Gobierno de Rajoy. Si cambia el gobierno igual cambian las claves de los cambios fiscales, pero lo dudo.