A los españoles les molesta el Marketing telefónico

Al 40% de los españoles les molesta el marketing telefónico, el doble que la publicidad en televisión. La consultora TNS España ha realizado un estudio en siete países para descubrir cuál es la publicidad más molesta, la más fiable, o la más útil según el medio a través del que le llega. El estudio confirma que el marketing telefónico es el tipo de publicidad que los españoles consideran más molesta, para cuatro de cada diez consumidores, seguida de las pop-ups en internet, molesta para más del 23% de los usuarios y el 20% de los anuncio en televisión. Se constata, pues que las llamadas telefónicas de las empresas molestan más del doble que la publicidad en televisión a la que siguen en el ranking de acciones promocionales molestar los sms, con un 12% y los correos electrónicos, que incomodan al 11% de los usuarios. El mismo orden se sigue en el ranking de confianza generada por los tipos de publicad ya que el que menos genera es el telemarketing, seguido por las pop ups, los sms, los mms y los banners, los tres rondando el 20%. Por utilidad están todos bastante igualados rondando el 40% aunque como líder de publicidad molesta vuelve a estar el marketing telefónico.

La publicidad positiva

Del otro lado está la publicidad más efectiva, la menos molesta para el consumidor, como la exhibición del producto en el propio punto de venta, que no incomoda al 56’4% de los clientes, a más del 54% no les molestan las muestras de productos, ni al 53% las vallas publicitarias o los anuncios en transportes públicos. En lo que respecta a la confianza, el mayor grado aparece en las muestras de producto, con un 31% de confianza, el 28’5% en caso de las recomendaciones personales y casi el 22% para las que provienen de una web, foro o red social de internet. De los siete países europeos analizados en el estudio ‘Puntos de contacto de las Marcas con los Consumidores’, elaborada por TNS, España es en el que el consumidor percibe más que la cantidad de publicidad ha aumentado en el último año, pero los consumidores no se ponen de acuerdo en la interpretación que han de hacer de esto ya que si bien el 46% de ellos considera el aumento como algo positivo que les va a dar más información sobre los productos, un 45% considera lo contrario, que es negativo y que lo única que va a conseguir es incitar al consumo de productos o servicios que no necesita. Entre las principales conclusiones que se pueden extraer de este estudio, sobresalen dos. En primer lugar que la publicidad más efectiva, menos molesta y más fiable para los consumidores es aquella relacionada con la experiencia del producto bien sea en la propia tienda o a través de muestras. Y en segundo lugar, la creciente importancia de las opiniones y recomendaciones de amigos y conocidos sobre las virtudes y defectos de los productos y servicios, que influyen en gran medida la decisión de compra.